Pues si, caro le ha salido el pase de piscina y spa a la Sta. adoro mi vida Nízar. Y es que lejos de ir a una piscina cualquiera como el resto de los mortales, la vallisoletana aprovechó su estancia en Italia y su expulsión de Gran Fratello (edición italiana de Gran Hermano), para darse un bañito en la Fontana di Trevi al grito de “¡ADORO MI VIDA!”.

Adorará mucho su vida, pero poco su cartera ya que, aunque conocedora de la multa que podía acarrear su acto, y a pesar de TODOS los carteles que rodean la famosa fuente romana indicando la prohibición, se lanzó a ella cual Sirenita en busca de Sebastian.

A pesar de su corta estancia en el reality, Aida intentó tirar de influencia como Shakira durante su problemita en las fuentes de Barcelona, para librarse de la multa, alegando que era una essssstrella de la TV y que lo que estaba aconteciendo era muy bello. Igual de bello que los 450€ que tiene que pagar de multa. Sólo espero que no haya usado las monedas del fondo de la fuente para pagarla.

Aida, tú adoras tu vida, nosotros te adoramos a ti. Gracias por estos momentos.

“AAAADOOOOORO MI VIDAAAAA”
Aida Nízar (Roma, junio de 2018)