Digimon Adventure Tri o “como hacer llorar a Kertochan”.

Si, Digimon marcó mi infancia y la de muchas personas de mi edad. Sus personajes, la historia, los monstruos digitales en sí. Todos queríamos tener un compañero digital, todos los juguetes, los transformables, los digivice, TO-DO. Y tras unos años, llega esta nueva entrega, siguiendo la línea de Digimon Adventure (1999) y Digimon Adventure 02 (2000), aunque esta última con menores referencias.

Nos llega Digimon Adventure Tri en forma de 6 OVAs (“Reunión”, “Determinación”, “Confesión”, “Pérdida”, “Simbiosis” y “Nuestro futuro”), divididas a su vez en 4 ó 5 capítulos cada una. ¿La pega? Demasiada separación entre un conjunto y otro, pasando más de tres meses entre unas y otras, lo que ha conseguido que me vuelva a morder las uñas a lo largo de los 3 largos años (2015-2018) que ha durado la emisión.

Se nos presenta una nueva historia, una nueva amenaza no sólo para el mundo digital, sino para el mundo de los humanos. Un nuevo virus amenaza con romper el equilibrio de ambos mundos,  y para luchar contra él, los niños elegidos, los cuales ya no son tan niños (Joe está en la preparación universitaria, así que no está para muchas polladas movidas digitales, aunque pronto espabila). Las OVAs nos dejan con ganas de más a su final, con momentos nostálgicos, dramáticos, y unas lágrimas que desbordarían cualquier río, sobre todo al final de la 4ª OVA, “Pérdida”. Hacedme caso, es inhumano ese sufrimiento.

Algunos episodios de las OVAs, sobre todo las primeras, se resuelven de una manera demasiado rápida, las evoluciones ocurren sin más, sin un detonante como en las anteriores temporadas. Aunque bueno, supongo que los creadores han dado por hecho que quienes estamos viendo estos capítulos somos los mismos que crecimos viendo los antiguos, así que esa preparación ya la tenemos. Aunque admito que no estaba preparado la para mega-evolución de Gatomon (lo siento, de las dos opciones posibles, se han quedado con la que menos gracia me hacía. ¡Ups! ¡Spoiler Alert!).

Un lavado de cara con un nuevo modelado de los personajes, adaptando el dibujo a los tiempos que corren. Nuevas animaciones para las evoluciones, y la regrabación del opening “Butter-Fly”, el ending “I Wish” y la canción que todos adorábamos de pequeños, la canción “Brave Heart”, la cual daba vida a las evoluciones.

Una historia más que notable para el regreso de TK, Cari y compañía (lo siento, siempre fueron mis preferidos) al mundo digital. Coged palomitas, pañuelos y a disfrutar de Digimon Adventure Tri.

NOTA: 8/10