Hoy me propongo mostraros otra de las películas que pude ver el pasado año en el Festival Internacional de Cine de Xixón (FICX). La película en cuestión es “How to Talk to Girls at Parties”, una película de ciencia-ficción de John Cameron Mitchel (“Hedwig and the Angry Inch”, “Shortbus”) basada en el relato del escritor Neil Gaiman (¿os he dicho ya que le quiero?).

La película nos cuenta la historia de Enn (Alex Sharp), un chico amante del punk que vive en los suburbios londinenses del final de los años setenta, y de como tras colarse con sus amigos en una fiesta un poco RARA (si veis la película, entenderéis el motivo) acaba completamente enamorado de Zan (Elle Fanning) una de las chicas que allí se encuentra. Pero aunque la predisposición de ambos es la de estar juntos, la pobre Zan tiene el tiempo contado en la ciudad, lo que lleva a Zan a cometer la locura de separarse de su comunidad para estar al lado de Enn. Entre medias, su peculiar “familia” intentará recuperarla, mientras ella va sumergiéndose más y más en el ambiente punk de Londres, en el que, inexplicablemente, encontramos a Nicole Kidman interpretando a Queen Boadicea, la cual intentará ayudar a nuestros protagonistas (en especial a Zan) de su destino. Tras algunas revelaciones que no voy a spoilearos, la película acaba, y no podemos más que levantarnos y aplaudir.

La película no solo cuenta con una ambientación y banda sonora impresionantes, sino con un vestuario increible que nos dejará en más de una ocasión con la boca abierta.

Momento Fan: la escena final, un guiño que los fans de Neil Gaiman sabremos apreciar y disfrutar.

NOTA: 9/10