Pues si gente, este ha sido un fin de semana de mucha calma, cosa que me hacía falta. El primer fin de semana de sol y buen tiempo absoluto y una escapada a tierras del norte…

He dedicado el trayecto y algunos momentos para poder disfrutar de nueva música, lugares, informarme sobre juegos, libros, festivales… Así que mañana cuando vuelva a la vida real podré ponerlos al día con muchas cosas.

De momento aprovecharé el último día de calma antes de volver con un smoothie de piña, fresa, mango y bajas goji, mientras leo “Con amor, Simon” en un Green Bar (#HipsterModeON) de Gijón.

– Kertochan –